NatureMade. Coenzima Q10 400 mg – 40 softgels/ cápsulas blandas

C$1,095.00

Solo quedan 2 disponibles

Descripción

Sobre este artículo

Si tienes los siguientes problemas, también puede beneficiarte la coenzima Q10

  • Migrañas
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Fibromialgia
  • Memoria
  • Presión arterial
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Enfermedad metabólica
  • Arrugas faciales
  • Tinnitus

La coenzima Q10 es necesaria para que las células generen energía. Esto sucede principalmente en una parte de la célula que los doctores llaman mitocondrias. Las mitocondrias son como una central que genera energía. Si la central no genera suficiente energía, la persona comienza a padecer fatiga y necesita conservar energía. Con frecuencia los dolores musculares pueden ser una señal de reservas bajas de CoQ10

Dado que el corazón es el más activo de todos los órganos, produce y necesita la mayor cantidad de CoQ10 a fin de satisfacer sus demandas metabólicas. Asimismo, las personas con afecciones cardíacas necesitan niveles más altos de CoQ10.

Al tomar un suplemento, el cuerpo convierte el 90 % de la CoQ10 en ubiquinol, la forma activa. La CoQ10 o el ubiquinol se usan mucho entre los practicantes de salud integrativa y holística para muchas de las afecciones de salud enumeradas arriba. Sin embargo, la medicina convencional ahora está comenzando a ver los beneficios de la suplementación para la salud.

Historia de la CoQ10

CoQ10 fue descubierta por Frederick Crane en 1957. En 1985, el bioquímico estadounidense Karl Folkers, que trabajó con la empresa farmacéutica Merck, descubrió la estructura de la coenzima Q10. Se dio cuenta de que todas las células del cuerpo la necesitan para funcionar adecuadamente. Específicamente, la utilizan las organelas mitocóndricas, que se encuentran en todas las células del cuerpo excepto los glóbulos rojos. La CoQ10 es uno de los nutrientes necesarios para ayudar a que la salud mitocóndrica sea óptima.

Alimentos con alto contenido de CoQ10

  • Pescado
  • Carne de res
  • Carne de cerdo
  • Pollo
  • Caballa
  • Sardinas
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Legumbres
  • Maníes
  • Uvas
  • Aguacates

No obstante, la mayoría de las personas que padecen afecciones específicas que requieren CoQ10 adicional deben suplementar su dieta. Con frecuencia no es suficiente intentar optimizar los niveles de CoQ10 solo con la dieta.

Deficiencia de coenzima Q10

A medida que envejecemos, el nivel de CoQ10 en nuestra sangre y nuestras células disminuye. Esto se debe principalmente a una reducción en la producción y la absorción en nuestras vías intestinales.

Los medicamentos recetados también pueden reducir los niveles de CoQ10. El culpable principal es una clase de medicamentos denominados estatinas. Estatinas es el nombre que se la da a un grupo de fármacos que reducen el colesterol, entre ellas, atorvastatina (Lipitor), simvastatina (Zocor) y lovastatina (Mevacor).

Los medicamentos con estatinas inhiben una enzima llamada HMG- CoA reductasa. La inhibición de esta enzima es crucial para reducir la cantidad de colesterol que produce el cuerpo. No obstante, también reduce la capacidad del cuerpo de producir CoQ10. El dolor muscular es un efecto secundario frecuente de los medicamentos para el colesterol. Aunque muchas personas han logrado tratar su dolor muscular con CoQ10, no se ha podido confirmar esto en estudios a gran escala.

Los estudios también han demostrado que ciertos fármacos para la presión arterial, específicamente la clase de betabloqueadores, también pueden reducir la CoQ10. Algunos de estos medicamentos son atenolol, carvedilol, metoprolol y propranolol. Se considera que la reducción de la Co-Q10 puede ser uno de los motivos por los que estos medicamentos pueden causar fatiga en algunas personas que las toman.

Factores de estrés ambiental 

El estrés de la vida cotidiana no solo afecta a nuestro cuerpo, sino que también reduce nuestros niveles de energía. La CoQ10 es un potente antioxidante que ayuda a proteger a nuestro cuerpo de los efectos diarios del estrés oxidativo. Las personas que padecen más estrés corren riesgo de sufrir deficiencias.

Prevención de las migrañas

Las migrañas afectan al 18 % de las mujeres y al 6 % de los hombres. Hay hasta mil millones de personas afectadas en todo el mundo. Las migrañas son uno de los principales motivos por los que los pacientes acuden a la sala de emergencias, donde con frecuencia deben someterse a una tomografía para verificar que no exista nada más serio que esté causando el dolor de cabeza. Las migrañas también son uno de los 10 motivos principales por los que los pacientes acuden al médico de atención primaria.

Algunos de los síntomas de la migraña son:

  • Dolor severo
  • Náusea
  • Vómitos
  • Sensibilidad a la luz
  • Sensibilidad al sonido
  • Discapacidad significativa

Las migrañas tienen como resultado muchos días de ausencia del trabajo. Se ha calculado que el costo asociado con las ausencias del trabajo es de alrededor de 30 mil millones de dólares por año en Estados Unidos.

Es crucial prevenir las migrañas desde el comienzo.

Los estudios demuestran que la CoQ10 podría hacer exactamente eso.

Un estudio de 2017 llegó a la conclusión de que “… la CoQ10 puede reducir la frecuencia de los dolores de cabeza y también puede hacer que duren menos y sean menos severos, con un perfil de seguridad más favorable (que los fármacos recetados).” Otro estudio de 2017 y un estudio de 2011 también demostraron el beneficio de la suplementación con CoQ10 para prevenir migrañas.

Se recomienda un mínimo de 100 mg diarios o hasta 100 mg tres veces al día para ayudar a prevenir las migrañas.

Síndrome de fatiga crónica/fatiga

La energía se produce en las mitocondrias, que necesitan CoQ10 para generarla. Proporcionar al cuerpo CoQ10 adicional puede ayudar a mejorar la producción de energía en el cuerpo. Un estudio demostró un incremento de energía en las personas con esclerosis múltiples. Se necesitan más estudios.

Fibromialgia

La fibromialgia es una afección que afecta a las mujeres más que a los hombres. Los síntomas incluyen fatiga crónica y dolor en todo el cuerpo. La disfunción mitocóndrica es una teoría popular que probablemente explique la causa de la fibromialgia. Un estudio realizado en España descubrió que las mujeres con fibromialgia que tomaron una dosis diaria de 300 mg de CoQ10 notaron una mejora en sus síntomas. Con frecuencia la suplementación consiste en 100 a 300 mg de CoQ10 por día.

Memoria y demencia

El declive cognitivo o la demencia se están haciendo más prevalentes a medida que la población envejece. La demencia causa dificultades considerables a la persona afectada y a sus familias. Los estudios han demostrado que la reducción en los niveles de CoQ10 en la sangre aumenta el riesgo de padecer demencia y enfermedad de Alzheimer.

Un estudio de 2015 demostró que la CoQ10 en dosis de 100 mg tres veces al día podría ayudar a disminuir la velocidad del declive cognitivo en las personas con enfermedad de Alzheimer. Otros estudios demuestran que la CoQ10 tiene un papel importante en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. Se recomienda la suplementación con CoQ10 en dosis de 100 a 300 mg todos los días.

Presión arterial

La presión arterial elevada, también denominada hipertensión, se diagnostica cuando le presión arterial supera los valores de 140/90 de forma persistente. La presión arterial elevada incrementa el riesgo de padecer afecciones cardíacas, disfunción cardíaca congestiva, enfermedades renales y apoplejías. Una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente ayudan a disminuir la presión arterial. En ocasiones se necesitan medicamentos. También pueden ser útiles los suplementos como la coenzima Q10. La Mayo Clinic también respalda el uso de CoQ10 para la presión arterial elevada, así como un estudio de 2015 en la publicación Annals of Medicine. Se recomienda la suplementación con CoQ10 en dosis de 100 a 30 mg por día.

Insuficiencia cardíaca congestiva (ICC)

La insuficiencia cardíaca congestiva se produce cuando el corazón no puede bombear sangre de forma eficiente a todo el cuerpo. Es bien sabido que, a medida que empeora la insuficiencia cardíaca, los niveles de CoQ10 se reducen. Los estudios demuestran que las personas internadas por insuficiencia cardíaca y que tenían niveles más reducidos de CoQ10 tenían un riesgo más elevado de muerte en comparación con quienes tenían niveles más altos.

Un estudio de 2013 en la publicación American Journal of Clinical Nutrition, que evaluó 13 estudios independientes, llegó a esta conclusión: “La CoQ10 puede mejorar la fracción de eyección (FE) en las personas con insuficiencia cardíaca congestiva”. La fracción de eyección es una prueba que utilizan los médicos para medir la eficiencia del bombeo del corazón.

En 2014, el estudio Q-Symbio (realizado en Italia), en el que los pacientes tomaron 300 mg al día durante dos años, demostró un beneficio significativo en las personas con insuficiencia cardíaca congestiva. Durante el estudio también se tomaron los medicamentos usuales para la insuficiencia cardíaca congestiva.

En respuesta al estudio Q-Symbio, el Dr. Steen Stender declaró: “El estudio plantea la necesidad de considerar seriamente la posibilidad de agregarla a las pautas para el tratamiento de los pacientes con disfunción cardíaca. Mi predicción es que en el futuro los suplementos de CoQ10 se convertirán en un tratamiento común para estos pacientes.

El estudio también demostró que la CoQ10 redujo la muerte a la mitad en las personas con insuficiencia cardíaca congestiva. Esta fue la conclusión del profesor Mortensen, autor principal:

“La CoQ10 es el primer medicamento en mejorar la supervivencia en casos de insuficiencia cardíaca crónica hace más de una década y se la debe agregar a la terapia estándar para la insuficiencia cardíaca.
Otros medicamentos para la insuficiencia cardíaca bloquean los procesos celulares en lugar de mejorarlos, y pueden tener efectos secundarios. La suplementación con CoQ10, una sustancia natural y segura, corrige una deficiencia en el cuerpo y bloquea el ciclo metabólico vicioso en la insuficiencia cardíaca crónica denominado corazón privado de energía.”

Un estudio de 2017 que analizó 14 otros estudios mostró un beneficio de la CoQ10. Los resultados demostraron que las personas que tomaron CoQ10 tuvieron un 31 % menos de probabilidades de morir de complicaciones de la insuficiencia cardíaca congestiva. Es frecuente la suplementación con gomitas de CoQ10 de al menos 100 mg de una a tres veces al día.

Algunas otras afecciones a las que puede beneficiar la suplementación con coenzima Q10 incluyen:

    • Reducción del colesterol LDL (malo) un factor de riesgo para el ataque cardíaco y la apoplejía
    • Reducción de los triglicéridos, un factor de riesgo para el ataque cardíaco y la apoplejía
    • Reducción de la LpA, un factor de riesgo independiente del ataque cardíaco y la apoplejía.
    • Puede prevenir la hipertrofia ventricular izquierda (agrandamiento del corazón)
    • Puede reducir el endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis)
    • Reduce el riesgo de internación por insuficiencia cardíaca congestiva
    • Mejora la fuerza y el estado funcional general
    • Puede prevenir la progresión de la degeneración macular en los ojos
    • Las personas que padecen tinnitus (zumbido en los oídos) también pueden beneficiarse
    • La aplicación tópica de CoQ10 puede reducir las arrugas faciales.

      Las declaraciones relacionadas con suplementos dietéticos no han sido evaluadas por la FDA y no pretenden diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad o condición de salud.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.