¡Oferta!

PipingRock. Vitamina D3 2,000 IU (cada 2 gomitas) – 70 gomitas sabor a piña.

C$328.50

En existencia

Descripción

¿Qué es la vitamina D?

También denominada calciferol, la vitamina D es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la formación normal de los huesos y de los dientes y para la absorción del calcio a nivel intestinal. La deficiencia de vitamina D puede causar osteoporosis y raquitismo.

Se puede obtener la vitamina D de dos modos:

Mediante la exposición de los rayos solares (UV).

Por el consumo de alimentos ricos en esta vitamina, como por ejemplo, la leche y el huevo.

La exposición a los rayos del sol fomenta la producción de vitamina D.

Funciones:

Una de las funciones principales de la vitamina D es ayudar al cuerpo a absorber el calcio, uno de los minerales esenciales para la formación normal de los huesos. En la infancia se utiliza para producir y mantener el sistema óseo.

La vitamina D también desempeña un papel indispensable en el mantenimiento de los órganos. Algunas de las funciones en las que interviene son:

Regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre.

Promueve la absorción intestinal de fósforo y de calcio a partir de los alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal.

Participa en el desarrollo del esqueleto mediante la contribución de la formación y la mineralización ósea.

Interviene en los procesos del sistema inmunológico.

Podría tener propiedades antitumorales.

Funciones antienvejecimiento.

Deficiencia:

Hay situaciones en las que no se adquiere suficiente calcio con la dieta dando lugar a una deficiencia de Vitamina D. Las consecuencias de esto es que aumente el riesgo de desarrollar raquitismo, en el caso de los niños y, osteoporosis, hipocalcemia (bajas concentraciones de calcio en sangre) y osteomalacia (patología que debilita los huesos), en el caso de los adultos.

Además, la deficiencia también podría estar vinculada con la disminución de la función cognitiva y la aparición de enfermedades crónicas siendo los más frecuentes los cáncer de mama, colon, próstata y ovarios, fatiga crónica, psoriasis, artritis reumatoide, tuberculosis, enfermedades cardiacas, enfermedades inmunológicas o mentales, como depresión y trastornos afectivos estacionales, entre otras.

Por último, la deficiencia de vitamina D puede provocar que la función muscular se altere y se realicen diagnósticos erróneos de patologías como la fibromialgia.

La carencia de vitamina D es fácilmente tratable tomando suplementos. “En la evidencia científica se ha observado que la suplementación de esta vitamina ayuda en la prevención de caídas en personas de edad avanzada”, ilustra la profesora.

Grupos de riesgo:

Las principales personas con riesgo de padecer deficiencia son:

Mayores de 50 años. La habilidad de convertir los nutrientes en vitamina D decrece con la edad. Los riñones, por ejemplo, son unos de los responsables de la conversión y a partir de esa edad no funcionan igual de bien que los de las personas más jóvenes.

Las personas de la tercera edad.

Los individuos que presentan obesidad pueden tener menos circulación de esta vitamina.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.